jueves, 23 de abril de 2015

MITOS SOBRE LAS CAUSAS DE LAS MIODESOPSIAS

Mucho se habla en la Red sobre las posibles causas de las Miodesopsias, y son muchas las teorías (alguntas totalmente disparatadas) sobre ello.

Antes de nada, cuando aparezcan nuevas moscas volantes en nuestro campo de visión, debemos acudir inmediatamente al oftalmólogo para descartar un desprendimiento de retina, sobre todo si va acompañado con destellos o flashes de luz.

Dicho esto, salvo las causas conocidas como el Desprendimiento Posterior del Vítreo, Traumatismos, el envejecimiento natural del ojo, etc, existe por la red muchos mitos no contrastados:

- Estrés: Se dice que las miodesopsias se asocian a periodos de estrés. No obstante, conocemos a muchas personas estresadas en esta sociedad, y a muy pocas con miodesopsias más o menos numerosas como las nuestras. Del mismo modo, hemos conocido muchos casos de personas a las que las moscas volantes se le manifestaron en periodos de total tranquilidad.

De hecho este punto es el más peligroso. Es evidente que las moscas nos estresan muchísimo, y vivimos con el temor constante de que esto nos provoque más cada vez que nos levantamos por la mañana, creando un círculo vicioso nada recomendable.

- El Tabaco: No está demostrada tampoco la relación entre fumar y las miodesopsias. Si incluyo el caso personal de quién escribe, las miodesopsias aparecieron justo despues de dejar de fumar. Dejar de fumar tampoco es una causa. Y el tabaco MATA, eso ya lo sabéis. Dejadlo, aún estáis a tiempo.

- Las pantallas del ordenador: Solemos decir por los foros que cada vez más gente jóven tiene miodesopsias. Realmente podríamos decir y afirmar que ahora la gente, y en especial los jóvenes, recurren a internet, que antes no existía, para hablar de sus problemas. No hay ningún estudio que demuestre que las pantallas de ordenador causen moscas volantes.

- Los colirios de las clínicas de Oftalmología: Si hay una teoría medianamente contrastable, es esta. Son muchas las personas que afirman que le aparecieron después de recibir el colirio en la consulta del médico. No obstante, tampoco hay estudios sobre ello.

- Frotarnos los ojos: Podéis seguir quitando vuestras legañas tranquilamente, esto no estropeará vuestro ojo por dentro. Es de esas teorías increíbles que se leen mucho.

- Deshidratación y falta de agua: No os preocupéis, si no bebéis lo suficiente el cuerpo no os provocará moscas volantes ni os va a "secar" el ojo. El cuerpo humano no funciona así, y el desconocimiento provoca estos miedos.

- Ejercicios bruscos: Como hemos dicho al principio, un traumatismo puede provocar moscas volantes. Esto no quiere decir que porque ya las tengas, te vaya a provocar más, ni que tengas que dejar de prácticar futbol, baloncesto o karate. De hecho, el deporte es un tratamiento psicológico extremadamente bueno para convivir con las moscas. Diviértete, sol@ o en grupo, con todo aquello que te guste. Como ya sabes por experiencia, hay cosas que pasan y ya no vuelven a ser como antes ;)


Con el tiempo, si conseguimos que realmente se investigue nuestro problema, podremos encontrar más causas y definir mejor los motivos, pero de momento no combiene ni asustarnos, ni asustar a los demás, con teorías sin base científica.

Lo mejor que podemos hacer de momento, es seguir luchando y continuar con nuestras vidas de la mejor manera posible, pero sin que las Miodesopsias nos dominen. Eso es lo más importante (y difícil) de todo. Porque mientras sufrimos por ellas dejamos de ser felices por todo lo bueno que nos rodea.




No hay comentarios:

Publicar un comentario