lunes, 23 de mayo de 2016

ESTUDIOS MÉDICOS PUBLICADOS SOBRE VITRECTOMÍA


Tal como es vuestra petición, nos haremos eco en este apartado de los diferentes estudios sobre vitrectomía aplicada a Miodesopsias en sus diferentes métodos, así como vitrectomía aplicada a otras enfermedades. Hay estudios más recientes, estudios más antiguos, estudios con bibliografía y fuentes antiguas, y viceversa. Esperamos que os sirvan para aclarar las dudas respecto a esta intervención que nos libra a todos de vivir una vida con manchas en los ojos. 



===============================================================

Vitrectomy for floaters can be safe, effective with 25 gauge instruments


 Fuente Ophtalmology Times.

Symptomatic floaters can be safely and effectively treated with vitrectomy using 25-gauge instruments, and without inducing posterior vitreous detachment (PVD) or removing the anterior vitreous, said Christianne A. Wa (USC School of Medicine, Los Angeles)
This method can help eliminate iatrogenic retinal tears and/or detachments and also minimize the need for cataract surgery.
We basically found that we were able to reduce the risk because we did not induce PVD, Wa noted.
“We had 19% rate of cataracts which was in older patients, and none in younger patients,” Wa said. “This is considerably less than what has been seen in other studies.”
Vitrectomy has been associated with a 50% to 78% risk of developing cataracts, so this rate was considerably lower, Wa pointed out.
Floaters are more a nuisance than health concern, but patients often perceive floaters as being as serious as age-related macular degeneration or other diseases, such as glaucoma.
“Patients have a very negative perception of floaters and will to lengths to get rid of them,” Wa said. “Vitrectomy is really the only method of treating them, but there are concerns as it can lead to retinal tears and detachments, among other complications.”
They hypothesized that performing vitrectomy with 25-gauge instruments and not inducing a PVD intraoperatively would reduce the incidence of retinal tears, and that not inducing PVD and leaving the anterior vitreous intact will lower the incidence of post-vitrectomy cataract formation.
A retrospective chart review identified 66 patients who underwent 25-gauge vitrectomy for floaters, in this group, 65 had their floaters resolved. Over a period of 3 months to 4 years, none of the patients in their cohort developed retinal breaks, hemorrhage, infection, or glaucoma. And in particular, there were no retinal breaks/detachments in the 22 patients without PVD preoperatively. This is compared with 30% observed in another study, Wa said.
While none of the patients in their cohort experienced short-term complications, one patient did develop PVD and another macular pucker.
“Vitrectomy can be safe and effective,” Wa said. “If we can minimize the risk, and we should also look at the benefits.”


===============================================================


Riesgo de la vitrectomía para tratar cuerpos flotantes (Publicado en 2012) 
Evaluación del riesgo de la vitrectomía para eliminar opacidades en el vítreo primarias y secundarias.

Fuente: Intramed: http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=76278



Autor: H. Stevie Tan, Marco Mura, Sarit y. Lesnik Oberstein y Heico M. Bijl. 
Con la edad el cuerpo vítreo humano pierde homogeneidad. Se producen opacidades con frecuencia debido a cambios en su estructura como licuefacción (sínquisis vítrea) y colapso (sinéresis vítrea). Con menor frecuencia, las opacidades pueden ser secundarias a patologías oculares como hemorragia de vítreo, uveitis y desprendimiento regmatógeno de retina. Los síntomas aparecen o se intensifican con el desprendimiento de vítreo posterior en etapa aguda, luego de lo cual van desapareciendo espontáneamente.
Sin embargo, algunos pacientes experimentan un oscurecimiento visual persistente debido a cuerpos flotantes. En general, la agudeza visual es buena y no hay indicación de cirugía. La decisión de tratar este problema quirúrgicamente es, principalmente, a pedido del paciente y muchos cirujanos no están de acuerdo.
Una alternativa a la cirugía es el tratamiento láser, pero implica ciertos riesgos, se desconoce el efecto a largo plazo y algunos pacientes informaron que continúan teniendo opacidades de menor tamaño.
Se realizaron investigaciones sobre este tema, con series más reducidas. En ellas, la satisfacción del paciente es alta, pero los resultados en cuanto a la incidencia de complicaciones varían de un estudio a otro. El objetivo del presente estudio fue identificar las complicaciones de la vitrectomía para tratar los cuerpos flotantes y determinar el perfil de riesgo en una serie de pacientes numerosa.

Pacientes y métodos:

Se analizaron los resultados de 116 casos consecutivos de vitrectomía para tratar cuerpos flotantes. 86 casos primarios y 30 secundarios. Las principales complicaciones observadas fueron la incidencia de desgarros retinianos iatrogénicos y desprendimiento regmatógeno de retina.
A pesar de la controversia que existe alrededor de la utilización de vitrectomía para tratar cuerpos flotantes, los pacientes exigen cada vez más que se tengan en cuenta sus síntomas. Estudios anteriores focalizaron los resultados en términos de satisfacción del paciente mediante cuestionarios y concluyen que la satisfacción es alta. Como la mayoría son series reducidas, hay escasa información sobre porcentajes de complicaciones.
La complicación más temida es el desprendimiento regmatógeno de retina. Como los desgarros retinianos se producen previamente, la identificación de dichos desgarros al finalizar la cirugía, mediante un control meticuloso minimiza el porcentaje de desprendimiento regmatógeno de retina. El porcentaje de desgarros retinianos iatrogénicos en el presente estudio es más elevado que en las investigaciones anteriores. Dicho porcentaje fue de 16,4% y coincide con la magnitud descripta para vitrectomía por otras indicaciones. En la vitrectomía para tratar patología macular el porcentaje de desgarros iatrogénicos varía entre 11% y 24%.
El porcentaje registrado de desprendimiento regmatógeno de retina luego de vitrectomía para tratar cuerpos flotantes varía entre 0 y 6,8 %, en el presente estudio fue de 2,5%. Una investigación describió un alto porcentaje de desprendimiento regmatógeno de retina luego de vitrectomía para cuerpos flotantes, este se produjo entre 24 y 44 meses después de la cirugía en 5,5% de los casos. El desprendimiento de vítreo espontáneo producido a una fecha posterior podría ser la causa del desprendimiento regmatógeno de retina tardía.
Esto indicaría que la inducción intraoperatoria del desprendimiento de vítreo, a pesar de aumentar el riesgo de desgarros retinianos iatrogénicos, es preferible a dejar el hialoides posterior sin tocar. Se deberá investigar en profundidad esta hipótesis. El porcentaje de desprendimiento regmatógeno de retina en el presente estudio, puede estar subestimado debido al seguimiento relativamente corto.
En esta serie, hubo cataratas en 50% de los casos fáquicos. Se sabe que las cataratas progresan más rápidamente en casi todos los pacientes mayores de 50 años, dentro de los dos años. Con un seguimiento más prolongado, sin duda el porcentaje aumentaría.
Los cuerpos flotantes primarios y secundarios a una patología ocular son dos cosas diferentes. Aunque hubo diferencias en cuanto a la edad, agudeza visual, desprendimiento de vítreo y porcentaje de desgarros retinianos, estas no fueron estadísticamente significativas. Un hecho sorprendente fue que el desprendimiento regmatógeno de retina solo se produjo en casos primarios, aunque estos resultados no son estadísticamente significativos, la tendencia indicaría que la vitrectomía para cuerpos flotantes secundarios tendría menos riesgo.
En general, la agudeza visual no se ve afectada, a pesar de informes sobre oscurecimiento visual severo. En una serie de casos se halló un mejoramiento leve, no significativo, con 43 pacientes de 73 casos con AV sin cambios, mejora en 19 pacientes y peor agudeza en 11 pacientes. En el presente estudio hubo una mejora general de la AV, pero esto fue resultado de una alta proporción de procedimientos combinados, donde la extracción de cataratas fue la responsable de dicha mejora.
Finalmente, la vitrectomía para tratamiento de cuerpos flotantes mostró tener el mismo perfil de riesgo que la vitrectomía por otras indicaciones. Debe descartarse la idea de que la vitrectomía para tratar cuerpos flotantes es simple y menos peligrosa que otras vitrectomías. A pesar de dichos riesgos, hay un número reducido de pacientes con síntomas persistentes y debilitantes que pueden tratarse con vitrectomía. La literatura sobre las complicaciones de la vitrectomía para tratamiento de cuerpos flotantes es limitada. Entre los informes hay variación en los porcentajes de complicaciones. Se debe informar adecuadamente a los pacientes acerca de los riesgos de este procedimiento quirúrgico.

Síntesis y traducción: Dr. Martín Mocorrea, editor responsable de Intramed en la especialidad de oftalmología.

Bibliografía:
1. Roufail ED, Polkinghorne P. Vitreous floaters. Compr Ophthalmol Update 2006;7(4):171–177.
2. Delaney YM, Oyinloye A, Benjamin L. Nd:YAG vitreolysis and pars plana vitrectomy: surgical treatment for vitreous floaters. Eye (Lond) 2002;16(1):21–26.
3. Tsai WF, Chen YC, Su CY. Treatment of vitreous floaters with neodymium YAG laser. Br J Ophthalmol 1993;77(8):485–488.
4. Toczolowski J, Katski W. [Use of Nd:YAG laser in treatment of vitreous floaters]. Klin Oczna 1998;100(3):155–157.
5. Schiff WM, Chang S, Mandava N, Barile GR. Pars plana vitrectomy for persistent, visually significant vitreous opacities. Retina 2000;20(6):591–596.
6. Schulz-Key S, Carlsson JO, Crafoord S. Longterm follow-up of pars plana vitrectomy for vitreous floaters: complications, outcomes and patient satisfaction. Acta Ophthalmol 2011;89(2):159 –165.







No hay comentarios:

Publicar un comentario